Una de las recetas básicas más importantes en repostería es la masa para las para tartas. El secreto de una buena masa para tartas es que no suba mucho durante la cocción. Por esa razón no añadimos levadura, para evitar que se eleve la zona central formando esa típica forma de volcán o montaña tan carácterística de los plum cakes o de otros pasteles. También se puede aromatizar añadiendo a la masa un poco de ralladura de naranja o de limón, o incluso algunas especias molidas, como canela o jengibre.
1 2 3 4 5

Volver arriba