Receta de Arepitas dulces

Arepitas dulces
Basado en 48 valoraciones Fácil Coste: Barato Duración: Temporada: Todo el año País: Venezuela Para: Desayuno Comensales: 4
    Ingredientes para Arepitas dulces
    Pasos para preparar Arepitas dulces
  1. Llevar a fuego el agua junto con el papelón y el anís hasta obtener un sirope. Dejar enfriar.

  2. Cuando el sirope este a temperatura ambiente, añadir la sal y la harina poco a poco hasta obtener una masa suave y consistente.

  3. Formar las arepitas dulces lo más finas posible y freírlas en suficiente aceite bien caliente hasta que estén doraditas y abombaditas.

  4. Si te ha gustado la receta de Arepitas dulces, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Aperitivos y tapas o te suscribas a nuestro boletín de novedades.

Whatsapp
¡Consejo! Si te has quedado con hambre, o no te ha salido prueba estas recetas:
¡Comenta y valora la receta!
20Opiniones de Arepitas dulces
hola me gustaría me mandaran la receta de las repitas dulces mas especificado me gustaría aprender a hacerla
Responde 00
Se ven muy ricas, pero me gustaría saber cuantos gramos es exactamente 1/2 panela, pues soy colombiana y aquí la venden en diferentes tamaños. Mil gracias por tan rica receta.
Responde 00
me encantan las aperas dulce con queso y jugo de mango siempre me gustaran
Responde 00
Me parece que esta excelente la receta me recuerda mi niñez. Mi mamá las preparaba parecido la diferencia era que le agregaba queso blanco rallado a la masa. Felicitaciones
Responde 00
Fácil rápida y divina mi abuela me las hacia y le quedaban divinas espero que a mi hija también le agraden como a mi
Responde 00
hola es fácil la receta,pero enchapase que llevaba harina de trigo .chao y gracias
Responde 00
muy fácil,mi nieta maría ángel les encanta y recurrí a buscar receta y maravillosa,mil gracias
Responde 00
esta receta esta muy buena saque un 20 en mi cole por llevarlas están para chuparse los dedos
Responde 00
son muy ricas pero no me gustan como me quedan por que no se esponja
Responde 00
Me lleva a mi niñez, el aro de bici con el que solía jugar, aquello de pegarle a las cercas de tubos con un palo y la sorpresa de comerlas con queso fresco rallado en la tarde a la merienda
Responde 00