Compartir

Por qué no sube el bizcocho

 
Por Eva López, Editora de RecetasGratis. 25 septiembre 2018
Por qué no sube el bizcocho

Toda tu casa huele a bizcocho y cuando te acercas a comprobar su aspecto, ¡sorpresa!, ¡no está subiendo nada! Entonces te preguntas qué has hecho mal y empiezas a repasar uno a uno los pasos seguidos. En ocasiones, el motivo que explica por qué el bizcocho no sube es tan sencillo como que no conocemos lo suficiente el electrodoméstico que tenemos en casa, que hemos olvidado añadir los polvos de hornear o no hemos batido bien la masa.

Para ayudarte a encontrar el error y poder, así, corregirlo la próxima vez para obtener un bizcocho esponjoso y precioso, en RecetasGratis te explicamos por qué no sube el bizcocho y compartimos nuestros trucos.

Por qué no sube el bizcocho en el horno

Lo más habitual es que el desastre se produzca ya dentro del horno y se cocine un bizcocho sin esponjosidad ni consistencia, completamente plano y compacto. ¿Por qué sucede? A continuación explicamos las causas más comunes que explican por qué no sube el bizcocho dentro del horno:

¿Has añadido los polvos de hornear?

Aunque parezca algo obvio y casi automático, en ocasiones puede suceder que nos dejemos lo más importante para conseguir que el bizcocho suba en el horno, ¡la levadura o polvos de hornear! Algunas harinas incluyen este impulsor y no es necesario agregarlo, sin embargo, es preciso comprobar que la que vamos a utilizar lo tiene. Si la harina es común y no lleva, hay que añadir la cantidad indicada en la receta, que suele ser una o dos cucharaditas, menos será insuficiente y también hará que el bizcocho no suba en el horno.

Por contra, cuando se agregan más polvos de hornear de la cuenta se consigue el efecto inverso y, por ende, tampoco sube.

¿Has introducido suficiente aire a la masa?

¿Cómo sueles batir los ingredientes para integrarlos? Si tenemos en casa varillas eléctricas, estas son el mejor utensilio para batir e introducir el aire que la masa del bizcocho necesita para subir dentro del horno. Si no disponemos de ellas, podemos usar una batidora eléctrica de mano, una licuadora o varillas manuales pero batiendo enérgicamente. Especialmente cuando batimos los primeros ingredientes, que suelen ser la mantequilla, el azúcar y los huevos, es importante espumar la mezcla para garantizar este punto. En relación con esto, al final compartimos un truco infalible que te hará cocinar bizcochos súper esponjosos.

Por contra, un batido excesivo también puede ser perjudicial, ya que se rompen las burbujas de aire formadas y, por ende, el bizcocho no sube.

¿Cómo te ha quedado la masa?

Cuando la masa es demasiado líquida o, por contra, muy, muy consistente, es normal notar que el bizcocho no sube en el horno. No siempre es fácil, pero la mezcla debe tener una consistencia intermedia, que no sea ni muy espesa ni muy clara. Para ello, siempre podemos corregirla agregando más harina o más líquido como leche e, incluso, agua si estamos haciendo un bizcocho vegano.

¿Has activado el calor arriba y abajo?

¡ERROR! Muchas personas creen que cocinando el bizcocho con calor arriba y abajo o con la función de ventilador se obtiene un queque esponjoso, y nada más lejos de la realidad. Este tipo de función hace que la torta se cocine por fuera pero no por dentro, obteniendo un bizcocho que no sube y, además, ha quedado crudo. De esta forma, lo ideal es precalentar el horno con la función de calor arriba y abajo, sí, pero una vez que introducimos el bizcocho debemos activar solo la función de calor abajo. De esta forma, el aire sube de abajo hacia arriba, haciendo el bizcocho se cocine y suba de la misma manera.

Si además de bajo tu queque ha quedado crudo, revisa el siguiente artículo para conocer todos los motivos: "Por qué me queda el bizcocho crudo por dentro".

¿Qué molde has usado?

Si has utilizado un molde con un diámetro demasiado grande, es totalmente normal que el bizcocho no suba en el horno, ¡porque no hay masa suficiente para llenarlo! En estos casos, lo habitual es obtener un queque de buen sabor, pero completamente plano y sin esponjosidad. Por ello, es importante adecuar las cantidades al molde que tenemos en casa, reduciéndolas o incrementándolas, así como preguntar si en la receta no se indica el tamaño del recipiente.

Por qué no sube el bizcocho - Por qué no sube el bizcocho en el horno

Por qué no sube el bizcocho por el centro

Cuando lo sucedido es que el bizcocho no sube por el centro, el error siempre se encuentra en la temperatura del horno. En estos casos nos indica que hemos activado una temperatura inferior a la adecuada, ya que cuando la temperatura es superior, lo que ocurre es que el bizcocho sube por el centro pero por los lados no.

En general, la temperatura ideal suele ser de 170-180 ºC, sin embargo, en ocasiones lo que sucede es que la temperatura que alcanza nuestro horno no se corresponde con el número indicado. Sí, ocurre y con más frecuencia de la que imaginas. Por este motivo, es bueno tener un termómetro adecuado para poder comprobar la temperatura que nuestro electrodoméstico ha alcanzado y poder, así, ajustarla mejor.

Otro motivo que explica por qué el bizcocho no sube por el centro o por qué ha subido pero luego se ha bajado es el hecho de abrir la puerta antes de tiempo. A no ser que la receta indique lo contrario, está totalmente prohibido abrir el horno antes de los primeros 30 minutos. Al hacerlo, el calor sale de forma repentina y el bizcocho automáticamente se baja y pierde volumen. En relación con esto, un truco para evitar que se baje al final de la cocción es dejarlo unos minutos dentro pero con el horno apagado y la puerta ligeramente abierta. Consulta el artículo "Por qué el bizcocho se baja al sacarlo del horno" para saber aplicarlo correctamente.

Por qué no sube el bizcocho - Por qué no sube el bizcocho por el centro

Por qué no sube el bizcocho por los lados

Como hemos dicho en el apartado anterior, si el bizcocho no sube por los lados el problema reside en que hemos activado una temperatura superior a la adecuada. Aquí el método a seguir será el mismo, comprobar la temperatura que nuestro horno alcanza para ajustarla y seguir las indicaciones de la receta.

Otra causa que puede explicar por qué el bizcocho queda apelmazado es la posición de la bandeja dentro del horno. En función de dónde la coloquemos puede no subir por el centro, no subir por los lados o no subir absolutamente nada. ¿Lo ideal? Colocar el bizcocho en el centro del horno. Y si tu electrodoméstico no tiene un punto central, opta por ponerlo más hacia la zona inferior que la superior.

¿Se puede arreglar un bizcocho hundido?

Un bizcocho hundido no puede volver a hornearse para que suba pero sí puede arreglarse con algunos trucos y disimular el desastre. Así, si tu bizcocho se ha hundido por el centro, prueba las siguientes recomendaciones:

  1. Dale la vuelta y decóralo. Al desmoldar el bizcocho hundido por el centro, simplemente dale la vuelta para mostrar el lado "bueno" y cúbrelo con crema batida, ganache de chocolate o azúcar glass. ¡Verás que nadie se dará cuenta de lo ocurrido!
  2. Corta para nivelar la superficie. Este truco solo sirve para arreglar un bizcocho hundido pero esponjoso, ya que si ha quedado completamente apelmazado no sirve de nada nivelar la superficie.
  3. Sírvelo cortado en cuadrados. De esta manera, tus invitados no se percatarán de que tu bizcocho no ha subido e, incluso, pensarán que ha quedado más compacto porque así era la receta, ¡como si de un brownie se tratara!

El último truco para arreglar un bizcocho hundido también es apto para aquellos bizcochos apelmazados, de manera que no dudes en usarlo. Además, decora con azúcar pulverizado para mejorar todavía más la presentación.

Cómo aprovechar un bizcocho apelmazado

Si tu bizcocho no ha subido y ha quedado apelmazado pero está bueno de sabor, ¡no desesperes!, tenemos varias ideas para aprovecharlo, sacarle el máximo partido y no desechar los ingredientes ni el tiempo invertido. ¡Toma nota!

Aprovecha tu bizcocho apelmazado para preparar cake pops

Puedes preparar unos deliciosos cake pops con un bizcocho apelmazado porque se elaborar triturando un queque ya hecho, y para ello no es necesario que sea uno esponjoso. Aquí tienes algunas recetas:

¡Elabora batidos!

Sí, de la misma forma que podemos hacer batidos con galletas, también podemos preparar unos deliciosos batidos con bizcocho triturado y mezclado con frutas y leche. ¡Tan sencillo como esto!

Cocina un estupendo budín de bizcocho

Coge tu receta de budín de pan favorita y sustituye el pan por tu bizcocho apelmazado, te aseguramos que te encantará el resultado y te permitirá aprovecharlo y darle una segunda oportunidad, ¡deliciosa!

Por qué no sube el bizcocho - Cómo aprovechar un bizcocho apelmazado

Si te ha gustado el artículo Por qué no sube el bizcocho, te sugerimos que entres en nuestra categoría de Trucos y técnicas.

Escribir comentario sobre Por qué no sube el bizcocho

¿Qué te ha parecido el artículo?

Por qué no sube el bizcocho
1 de 4
Por qué no sube el bizcocho

Volver arriba