Compartir
Compartir en:

Receta de Sopa de avena para cenar

 
Eleonor Fischer
Fotógrafa gastronómica
Receta de Sopa de avena para cenar

La avena es famosa por sus conocidos atributos adelgazantes. Este alimento puede convertirse en tu mejor aliado, a la hora de perder peso de manera sana. Incluso los celíacos pueden consumir este grano siempre y cuando verifiquen en las etiquetas del producto que no contiene gluten. Tomando en cuenta esta salvedad, la avena es uno de los alimentos más eficaces para perder peso y nutrirse bien. Porque posee entre sus cualidades la capacidad de crear saciedad y desintoxicar el organismo.

Existen muchas formas de consumir la avena: en agua, en batidos, bollerías y sopas. Quizás una de las más efectivas para adelgazar sean el agua y las sopas. En RecetasGratis compartimos contigo una receta perfecta para todo aquel que necesita perder algunos kilos de más o quien desee mantenerse en forma: sopa de avena para cenar. Una sopa ligera, saludable y muy efectiva tanto en la cena como en el desayuno. ¡Además muy sabrosa, económica y facilísima de preparar!

4 comensales 45m Cena Dificultad baja
Características adicionales: Coste barato, Recomendada para veganos, Recomendada para vegetarianos, Recomendada para perder peso, Popular en Otoño-Invierno, Hervido
Ingredientes:
También te puede interesar: Receta de Sopa avena
Pasos a seguir para hacer esta receta:
1

Coloca la avena en un bol con agua la noche anterior a la preparación. Al día siguiente, desecha el agua, lava el cereal dos 2 veces bajo el grifo, escurre y reserva. Al remojar este cereal antes de prepararlo, obtienes una sopa de avena y verduras mucho más digerible y sabrosa.

2

Lava y pica los vegetales, preferiblemente en cubos. Las ramas córtalas finamente o en rodajas, excepto las espinacas, que deberás picarlas con la manos o un cuchillo de plástico, desechando antes el tallo. Y si quieres utilizar maíz natural, lava, pela y desgrana la mazorca. Luego, vierte agua en una cazuela e incorpora los granos. Deja que se cocinen hasta que el grano se sienta tierno. Calcula un promedio de 20 minutos, poco más o menos, todo dependerá del tipo de maíz y su madurez. Por otro parte, si prefieres el maíz enlatado solo desecha el agua, lava un poco bajo el grifo y escurre con un colador. Después, coloca una sartén con aceite de oliva, espera a que se caliente el aceite y, mientras, organiza el siguiente paso.

3

Vierte un litro de agua o caldo de verduras dentro de una cacerola. Pon a cocer la avena por 10 minutos, a fuego medio. ¡Verás qué fácil y rápido se prepara esta sopa de avena para cenar!

4

Sofríe los vegetales picados (excepto las espinacas) a fuego medio. Remueve y salpimienta. Cuando veas que la cebolla está transparente, retira del fuego el sofrito. En este paso se concentra todo el sabor de esta saludable sopa de avena.

Truco: Es aconsejable no cocinar demasiado los vegetales, pues luego también se cocerán en la cazuela con la avena.

5

Incorpora el sofrito a la cacerola con la avena y remueve. Si observas que la sopa de avena y verduras está muy espesa, agrega más agua. Rectifica la sal si es necesario.

6

Durante los 3 o 5 minutos finales de cocción de la sopa, agrega las espinacas. Es aconsejable esperar hasta este momento, porque si las cocinas demasiado, pierden muchos nutrientes.

7

¡Deliciosa, fácil y rápida de preparar! La sopa de avena y verduras es ideal para las cenas, pues resulta ligera de digerir, nutritiva y te sacia. La puedes acompañar con una arepa de maíz, pan tostado o galletas de soda. ¿Te animas a prepararla en casa? Por favor, comparte tus comentarios con nosotros y si te animas..., ¡una foto de tu creación culinaria!

Si te ha gustado la receta de Sopa de avena para cenar, te sugerimos que entres en nuestra categoría de Recetas de Sopas, y te animamos a descargar gratis la app de RecetasGratis, donde podrás aprender y compartir tus recetas y experiencias culinarias.

Beneficios y contraindicaciones de la sopa de avena

Esta sopa de avena y verduras no solamente puedes utilizarla para la cena, puedes consumirla incluso a lo largo del día, pero es aconsejable no extender esta dieta por más de tres días. Es preferible consumir este alimento en las cenas o incluso algunos desayunos, pero sin duda debes almorzar completo. Así no forzarás al organismo y adelgazarás de manera más natural. Recuerda, los kilos de más se ganan poco a poco y así mismo se deben perder. Esta preparación es ideal también para quienes deseen depurar el organismo, mantenerse sanos y en forma o todo aquel que desee probar una sopa diferente.

Pero, ¿cuáles son los beneficios de la sopa de avena para cenar?

  • Su elevado contenido de fibra favorece el tránsito intestinal. Por esto, impulsa la eliminación de toxinas y grasas perjudiciales para el organismo.
  • Mantiene el cuerpo nutrido y los músculos sanos. Gracias a su alto índice de minerales como el hierro, el zinc, sodio, potasio, magnesio, ácido fólico, etc. Por consiguiente, evita la flacidez después de adelgazar.
  • Absorbe y elimina el colesterol perjudicial, del mismo modo el exceso de agua y toxinas, gracias a la gran cantidad de fibra soluble.
  • Posee omega 6 o ácido linoleico, ideal para purificar la sangre de los triglicéridos y el colesterol.
  • Equilibra los niveles de colesterol bueno (HDL) en la sangre, mejorando la salud cardiovascular y favoreciendo la pérdida de peso.
  • Produce sensación de saciedad, lo cual evita el consumo excesivo de alimento por ansiedad.

Contraindicaciones

Los cereales integrales y las legumbres son los alimentos más ricos en fitatos. Los fitatos residen en las semillas de las plantas, su función es liberar minerales durante el proceso de germinación, esto impulsa el nacimiento de nuevas plantas. Sin embargo, desde hace años existe una polémica alrededor de los fitatos y sus influencias en la nutrición.

Los fitatos tienen la capacidad de unirse a los minerales (zinc, hierro, calcio, magnesio y magneso) y frenar su absorción. Por mucho tiempo, los fitatos se consideraron antinutrientes, sin embargo, hoy en día se sabe que ofrecen muchos beneficios al organismo y que las contraindicaciones que presentan se pueden contrarrestar con tratamientos culinarios adecuados.

Un tratamiento culinario pertinente es poner en remojo. Remojar o “activar las semillas” favorece que los fitatos se transformen en ácido fítico, gracias a la liberación del fósforo y otros minerales. Así, las semillas resultan más digestivas y pierden los antinutrientes. Por otra parte, el remojo ayuda a limpiar las semillas, hidratarlas y enriquece su sabor.

Otra contraindicación de este cereal, puede ser su uso en personas celíacas. A pesar de que la avena contiene más bien proteínas denominadas avenina que no son tóxicas para la mayoría de celíacos, pues las pueden tolerar, a veces el grano se contamina con otros cereales. ¿Cómo sucede esto? Debido a que este grano se cultiva muchas veces cerca de sembradíos de trigo (también cebada y centeno) o se produce en fábricas donde también se procesan estos cereales perjudiciales para los celiacos, ya que contienen gluten. El resultado: se contamina la avena y no es apta para el consumo de personas celíacas o alérgicas al gluten. Sea como sea, si padeces esta dolencia y deseas consumir avena, primero consulta a tu médico.

 

 

 

Sube la foto de tu Receta de Sopa de avena para cenar

Sube la foto de tu plato

Escribir comentario sobre Sopa de avena para cenar

Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?

Receta de Sopa de avena para cenar
1 de 8
Receta de Sopa de avena para cenar