Compartir

Cómo hacer un bizcocho esponjoso

Por Eva López, Editora de RecetasGratis. 14 marzo 2019
Cómo hacer un bizcocho esponjoso

¿Cuántas veces has visto en la pastelería esos bizcochos esponjosos y jugosos y te has preguntado "cómo los harán"? ¿Cuál es el truco para hacer un bizcocho esponjoso y fácil al mismo tiempo? Pues, aunque pueda sonar a tópico, el amor es una de las claves del éxito en estos casos, ya que sin este sentimiento es muy complicado que seamos capaces de cocinar un buen bizcocho, ¿no crees?

Si ya cuentas con la pasión por la repostería y las ganas por aprender, ¡ya tienes medio camino hecho! Ahora solo te falta conocer algunos trucos y técnicas que deberás tener en cuenta a la hora de preparar las recetas para obtener masa más espumosas, que se transformarán en preciosos bizcochos en el horno. Sigue leyendo y descubre en RecetasGratis cómo hacer un bizcocho esponjoso sin morir en el intento.

También te puede interesar: Por qué no sube el bizcocho

Los ingredientes, pesados y a temperatura ambiente

Aunque pueda parecer obvio, es fundamental respetar las medidas de los ingredientes lo máximo posible. Así mismo, debemos saber que todo buen bizcocho incluye en su receta ingredientes sólidos y líquidos, a pesar de que la proporción entre ellos puede variar dependiendo del tipo de bizcocho que estemos buscando. En general, el líquido más utilizado es la leche, que puede ser de origen animal o vegetal, pero también es habitual encontrar crema de leche en su lugar, agua o zumo.

Por otro lado, para que un bizcocho quede muy esponjoso, es necesario incluir algún tipo de grasa, como aceite de oliva, mantequilla o aceite de girasol. En función del producto que tengamos en nuestra despensa, o del sabor que busquemos en el bizcocho, nos decantaremos por uno u otro ingrediente. Si nos interesa un bizcocho de sabor más intenso, optaremos por el aceite de oliva, mientras que si queremos uno un poco más suave, escogeremos aceite de girasol o mantequilla.

Por último, a la hora de preparar los ingredientes para hacer un bizcocho casero esponjoso, es fundamental que se encuentren a temperatura ambiente. Si están demasiado fríos la masa no quedará igual porque no retendrá tanto aire. La única excepción es la crema de leche en caso de querer batirla, truco del que hablaremos en el siguiente apartado.

¿Hay que seguir un orden en los ingredientes de un bizcocho esponjoso?

No existe un orden predeterminado aplicable a todas las recetas para hacer bizcochos perfectos. Así, en algunas recetas pedirán batir primero los huevos con el azúcar mientras que otras indicarán que debe ser la mantequilla el primer ingrediente. Lo que sí es cierto es que se recomienda lo siguiente:

  1. Añadir los huevos uno a uno para integrarlos bien a la masa y agregar suficiente aire.
  2. Dejar el ingrediente líquido para el final. Son muchas las recetas que indican agregar la harina en el último paso, sin embargo, lo más adecuado para conseguir un bizcocho bien esponjoso y suave es dejar que el último ingrediente sea la leche, o el líquido utilizado. Por supuesto, como hemos dicho, debe estar a temperatura ambiente. Si no lo está, es tan sencillo como introducirlo unos segundos en el microondas.
Cómo hacer un bizcocho esponjoso - Los ingredientes, pesados y a temperatura ambiente

El truco para hacer un bizcocho esponjoso está en la masa

Resulta evidente pensar que una buena masa es sinónimo de un buen bizcocho pero, ¿cómo debe ser esta masa para que quede tan perfecta? Muy sencillo, aireada. Es decir, para que un bizcocho casero esponje en el horno, es importante introducir todo el aire posible a la masa durante su elaboración. Una masa con menos aire no consigue leudar de la misma forma, y es cuando obtenemos bizcochos apelmazados, compactos o que no han subido lo suficiente. A continuación, explicamos en detalle cómo introducir aire a la masa del bizcocho:

1. Separa las yemas de las claras de los huevos

Al separar las yemas de las claras podemos batir las claras a punto de nieve para introducir más aire y volumen a la masa. Así, las claras batidas se deben añadir al final del proceso, haciendo movimientos envolventes suaves.

En cuanto a las yemas, también se tienen que batir enérgicamente para añadir todo el aire que nos sea posible. De esta forma, el resultado es unas yemas espumosas y amarillas.

2. Tamiza la harina siempre

Quizá podemos pensar que tamizar la harina es un paso que nos podemos saltar, sin embargo, es uno de los más importantes. Al tamizarla, se introduce mucho aire y se deshacen los grumos, por lo que la masa queda mucho más aireada, suave y homogénea, características imprescindibles para conseguir un bizcocho esponjoso. La única excepción reside en la harina integral, que no debe tamizarse. En este caso, introduciremos aire con unas varillas manuales o un tenedor, moviéndola enérgicamente antes de introducirla a la masa.

¿Qué harina es la mejor para hacer un bizcocho perfecto? La harina denominada "suave" o "floja", que es la que tiene un menor porcentaje de gluten. Actualmente ya encontramos en el mercado harinas preparadas, llamadas "harina de repostería" o "harina para bizcochos", que incluyen, además, polvos de hornear. No obstante, si no disponemos de esta harina, o queremos hacer un bizcocho esponjoso sin gluten, las harinas más recomendadas son la harina de maíz o la harina de arroz.

3. Añade algún tipo de impulsor

Los huevos ya actúan de impulsor al introducir aire durante el batido, no obstante, siempre es aconsejable incluir un extra para conseguir bizcochos esponjosos perfectos. Estos impulsores pueden ser los polvos de hornear clásicos (tipo Royal), las gaseosas (tipo El tigre) o el bicarbonato de sodio.

Ahora bien, ¿si se añade más cantidad de impulsor el bizcocho quedará más esponjoso? ¡NO! Este es un falso mito que nada tiene que ver con la realidad. Nuevamente, respetar la medida es la clave, y si en la receta se indica una cucharadita de polvos de hornear, no es necesario agregar más. Así mismo, si se utiliza harina preparada, que ya incluye impulsor, tampoco es necesario agregar más cantidad, no obstante, si se incorpora un poco tampoco pasaría nada.

4. Si hay crema de leche, ¡móntala!

La crema de leche batida proporciona más aire a la masa, por lo que si la receta incluye este ingrediente, móntala y añádela al final para integrarla con movimientos envolventes.

5. Usa varillas eléctricas o licuadora

Un truco para hacer bizcochos perfectos infalible es el de utilizar varillas eléctricas o, directamente, la licuadora. Estos aparatos permiten introducir a la masa más aire del que podríamos agregar manualmente, de manera que, si los tenemos en casa, ¿por qué no usarlos? Aquí tienes una sencilla receta de bizcocho en licuadora: "Receta de bizcocho de naranja en licuadora".

Cómo hacer un bizcocho esponjoso - El truco para hacer un bizcocho esponjoso está en la masa

El molde, en su justa medida

Si nos tomamos la molestia de pesar los ingredientes uno a uno y de preparar una buena masa, ¿por qué no prestamos atención al molde? Por supuesto, el tamaño del molde influye directamente en el aspecto final del bizcocho, ya que si la cantidad de masa preparada es para una torta pequeña, y la vertemos en un molde grande, ¿qué pasará? Que el resultado será un bizcocho prácticamente plano.

Por todo ello, si la receta no indica el tamaño del molde, podemos optar por dejar un comentario al autor o por intentar calcular aproximadamente el molde adecuado en función de los ingredientes. En general, 300 gramos de harina suelen dar bizcochos de tamaño medio, por lo que un molde de 25 cm de diámetro suele ser adecuado. Y si seguimos sin tenerlo claro, el mejor truco es colocar la masa en el molde y observar hasta dónde llega. Para que esponje en el horno sin que la masa se salga y el bizcocho se desbarate, debe sobrepasar un dedo la mitad del molde.

El horneado, clave para hacer bizcochos esponjosos

Conocer nuestro horno es la clave para saber cómo hacer un bizcocho esponjoso. Tanto es así que, a muchas personas les ha sucedido que en un horno les queda la torta de una forma y en otro de otra. La temperatura ideal para hornear un bizcocho es 180 ºC, no obstante, no todos los hornos calientan igual, por este motivo resaltamos la importancia de conocer el producto con el que estamos trabajando. En este sentido, si tenemos un termómetro de cocina, mejor, ya que nos dirá con exactitud la temperatura a la que se encuentra. Con este utensilio podemos comprobar si nuestro horno alcanza los grados óptimos marcando esa cifra u otra.

Además de la temperatura, la función del horno juega un papel crucial en el leudado del bizcocho. Toma nota de estos trucos:

  • Para hacer un bizcocho perfecto precalienta el horno mientras preparas la masa, a 180 ºC, con calor arriba y abajo.
  • Al momento de hornear el bizcocho, activa solo el calor abajo. Esto permitirá que la masa ascienda correctamente, ya que si se mantiene el calor arriba se cocerá la superficie, pero el interior quedará crudo.
  • No abras el horno durante los primeros 30 minutos. El cambio de temperatura desestabiliza la masa y hace que, automáticamente, pierda le volumen que tenía. Pasados estos minutos, puedes empezar a comprobar el estado de la torta.
  • Unos 10 minutos antes de acabar de cocer el bizcocho, se puede activar el calor arriba para que se dore la parte superior si nos gusta crujiente.
  • Cinco minutos antes de que finalice el tiempo de cocción, se recomienda apagar el horno para que, al retirarlo una vez hecho, el cambio de temperatura sea menos brusco. De hecho, se puede dejar dentro del horno con la puerta semiabierta para que el calor vaya saliendo lentamente.

Una vez fuera del horno, dejaremos que se entibie, lo desmoldaremos y lo colocaremos sobre una rejilla para que acabe de enfriarse. Si nos saltamos este paso, el bizcocho quedará húmedo por abajo.

Cómo hacer un bizcocho esponjoso - El horneado, clave para hacer bizcochos esponjosos

Cómo hacer un bizcocho esponjoso, fácil y rápido

Ahora que conoces los mejores trucos para hacer un bizcocho esponjoso, vamos a ponerlos en práctica con sencillas recetas. Empezaremos con una muy fácil y rápida, ¡usando la licuadora!

Ingredientes

  • 125 g de mantequilla
  • 125 g de azúcar
  • 3 huevos
  • 60 ml de leche
  • 125 g de harina
  • 1 cucharadita de polvos de hornear
  • 60 ml de aceite de oliva
  • 1 pizca de esencia de vainilla

Preparación

  1. Introduce en la licuadora la mantequilla y el azúcar y bate. Recuerda que la mantequilla y el resto de ingredientes deben estar a temperatura ambiente.
  2. Añade los huevos uno a uno y sin dejar de batir. Como esta receta es en licuadora, podemos saltarnos el truco de separar las claras de las yemas.
  3. Incorpora el aceite de oliva, la esencia de vainilla y sigue batiendo.
  4. Tamiza la harina con los polvos de hornear, añade la mitad de la mezcla a la licuadora e integra.
  5. Agrega la otra mitad de la harina y sigue batiendo.
  6. Por último, vierte la leche.
  7. Coloca la masa en el molde, esta vez uno rectangular de unos 26 cm de largo, y hornea con el horno precalentado durante 35-40 minutos, o hasta que esté listo.

Cómo hacer un bizcocho esponjoso sin levadura

Gracias a los trucos anteriores ya hemos podido comprobar que es posible hacer un bizcocho esponjoso sin levadura, puesto que en su lugar podemos añadir bicarbonato de socio. Y si tampoco tenemos este ingrediente, al batir las claras a punto de nieve y tamizar la harina ya introduciremos suficiente aire como para impulsar la masa y conseguir que leude en el horno. Recuerda que los huevos ya actúan como impulsores, por lo que las yemas también deben estar bien batidas.

De esta forma, podemos seguir cualquier receta de bizcocho y sustituir los polvos por estos sencillos trucos. No obstante, a continuación compartimos una muy sencilla:

Cómo hacer un bizcocho esponjoso - Cómo hacer un bizcocho esponjoso sin levadura

Cómo hacer un bizcocho esponjoso sin huevos

Decíamos antes que los huevos actúan como impulsores pero, ¿qué pasa si los eliminamos de la receta? Que tendremos que buscar sustitutos eficaces. Para hacer bizcochos perfectos sin huevos, podemos optar por añadir un yogur en su lugar, que aporta proteína, suavidad a la masa y mucho sabor. Puede ser natural o de sabores.

Por otro lado, un buen sustituto del huevo en estos casos es las semillas de lino o de chía, ya que si las mezclamos con agua simulan la textura del huevo. Para ello, debemos diluir una cucharada y media de semillas en 60 ml de agua hirviendo, dejar reposar unos minutos y emplear la solución.

A continuación compartimos algunas recetas de bizcochos esponjosos sin huevo:

Cómo hacer un bizcocho esponjoso - Cómo hacer un bizcocho esponjoso sin huevos

Cómo hacer un bizcocho esponjoso de chocolate

Conseguir un bizcocho esponjoso de chocolate no es tan complicado, solo se deben tener en cuenta algunos factores que pueden influir en su textura. Por ejemplo, si usamos chocolate fundido debemos tener presente que este ingrediente aporta más densidad a la masa y puede hacer que el bizcocho quede más compacto, ¡aunque igualmente delicioso! Por este motivo, para hacer bizcochos muy esponjosos de chocolate se aconseja optar por cacao en polvo, previamente tamizado, por yogur de chocolate o por una mezcla de ambos ingredientes (yogur natural y cacao en polvo).

Aquí tienes algunas recetas de bizcochos esponjosos de chocolate:

Cómo hacer un bizcocho esponjoso - Cómo hacer un bizcocho esponjoso de chocolate

Cómo hacer un bizcocho esponjoso de limón

Para obtener un bizcocho esponjoso de limón no es necesario hacer nada más aparte de los trucos mencionados a lo largo del artículo. Eso sí, si queremos una torta con mucho sabor a la limón, además de agregar el zumo, recomendamos añadir la ralladura del limón, puesto que aporta mucho más aroma que el líquido. Así mismo, podemos agregar un yogur de limón, que también incrementará la intensidad del bizcocho y esponjosidad.

Sin más dilación, aquí tienes recetas de bizcochos esponjosos de limón deliciosos:

Cómo hacer un bizcocho esponjoso - Cómo hacer un bizcocho esponjoso de limón

Cómo hacer un bizcocho esponjoso de naranja

Como ocurre con el caso anterior, para potenciar el sabor del bizcocho aconsejamos incluir la ralladura de la naranja además del zumo. Así mismo, para obtener una torta esponjosa, recuerda que se pueden batir los ingredientes en la licuadora con el fin de agregar más aire a la masa, o emplear varillas eléctricas.

Los zumos, además de vitaminas y minerales, siempre que estén a temperatura ambiente hacen que la masa retenga más aire y, por tanto, el bizcocho quede más esponjoso, por ello las tortas de este tipo siempre quedan con mucho volumen. También, proporcionan humedad y jugosidad, lo que da como resultado un bizcocho perfecto. Como truco, aconsejamos optar por recetas que añadan aceite de oliva, que, como hemos dicho, hace que quede todavía más esponjoso.

A continuación compartimos recetas de bizcochos esponjosos de naranja:

Cómo hacer un bizcocho esponjoso - Cómo hacer un bizcocho esponjoso de naranja

Cómo hacer un bizcocho esponjoso con Thermomix

La Thermomix nos permite elaborar todo tipo de postres y recetas sin apenas esfuerzo, por lo que da muy poco margen de error. Por supuesto, con ella también podemos hacer bizcochos esponjosos de todos los sabores, tan solo debemos seguir sus instrucciones y listo. Eso sí, aunque utilicemos esta máquina recomendamos tamizar la harina con los polvos de hornear previamente, ya que este truco es aplicable a todas las recetas.

Si no conoces recetas de bizcochos esponjosos con Thermomix, aquí tienes algunas ideas:

¿Por qué no me queda el bizcocho esponjoso?

Las primeras veces es normal que no quede un bizcocho esponjoso perfecto, porque todavía no conocemos el horno, no tenemos en cuenta todos los trucos y pasos previos, no hemos conseguido un molde adecuado, etc. Por ello, es importante tener presente que debemos seguir intentándolo, pensando en todos los consejos expuestos, como retirar los ingredientes del frigorífico con antelación, batir bien la masa, pesar los ingredientes, comprobar la capacidad del molde o precalentar el horno.

De todas formas, los siguientes artículos podrán ayudarnos a entender qué ha podido pasar o qué ha fallado, en función de la zona del bizcocho afectada:

Si te ha gustado el artículo Cómo hacer un bizcocho esponjoso, te sugerimos que entres en nuestra categoría de Trucos y técnicas.

Escribir comentario sobre Cómo hacer un bizcocho esponjoso

¿Qué te ha parecido el artículo?
1 comentario
Su valoración:
victorvolvos
Riquisimo y jugoso 👍🍷

Cómo hacer un bizcocho esponjoso
1 de 9
Cómo hacer un bizcocho esponjoso

Volver arriba