El pan y la bollería se sirve ante todo con el desayuno y como acompañante en los almuerzos y las cenas. También se pueden encontrar como pequeños snacks entre las comidas. El pan, en forma de bocadillos y sándwiches permite una gran variedad de preparaciones con embutidos, quesos, pescados, tomates y lechugas, etc.. También se sirve en las comidas, a veces acompañado de mantequilla o aceites. Un ejemplo típico de bollería son los croissants que también se pueden combinar como los bocadillos o los sándwiches o simplemente servirlos con mermelada.
Publica tu receta gratis